Incineraciones

Digna alternativa para el descanso final de sus seres queridos

incineraciones
Las incineraciones son un proceso que consiste en reducir a cenizas un cuerpo tras introducirlo en un horno, diseñado para tal fin. Ponemos a su disposición, asesorándole para ello, de todas las instalaciones existentes en la provincia. Consulte con nuestros profesionales, ellos podrán asesorarle sobre la mejor opción a tener en cuenta si es esta su elección.

La cremación de un cadáver es un proceso lento, dura entre tres y cinco horas, en el que no hay que estar obligatoriamente presente y podemos recoger las cenizas posteriormente para su inhumación. Este proceso requiere de un ataúd ecológico, apropiado para tal fin, en que no existe ningún elemento metálico, y que cumple los estándares medioambientales dictados por la autoridad competente.

La incineración es un destino final diferente del enterramiento, que evita complicaciones de espacio y que si se realiza en un Columbario, este puede ser reutilizado sin necesidad de que transcurrir un tiempo específico, como en el caso de tumbas, panteones o nichos. En la actualidad están construyéndose multitud de columbarios privados, dentro de las ciudades, lo que facilita, gracias a la cercanía, las posteriores visitas a nuestros seres queridos.

Independiente de la causa de la muerte, cualquier cadáver puede ser incinerado, siempre que no haya una orden expresa sanitaria o judicial que lo impida. Las cenizas tendrán que trasladarse a una urna sellada que quedará identificada con los datos del fallecido y se ha de acompañar con un certificado de cremación. Del mismo modo, es posible depositar pequeñas cantidades de cenizas en los denominados relicarios para que varias personas puedan conservar un recuerdo de su ser querido.

Las cenizas tras la incineración suelen tener 3 destinos diferentes:
  • Custodia familiar en el domicilio. En este caso hay que conservar el certificado que acredite la procedencia de las cenizas.
  • Inhumación en un nicho, columbario, sepultura o cualquier otra posibilidad.
  • Esparcimiento. Cabe recordar que la ley impide esparcir las cenizas en lugares no autorizados como un río o mar sin los permisos oportunos. Si este es su caso, no se preocupe, nosotros se lo gestionamos.
Las cremaciones son la alternativa más popular a las inhumaciones, y las razones para ello son tanto personales como religiosas o económicas.

En cualquier caso realizamos incineraciones con despedidas, ritos religiosos, laicos y responsos. Respetamos siempre sus costumbres y realizamos los trámites necesarios en cada caso.
Si necesita más información o ampliar su consulta, no lo dude y póngase en contacto con nosotros en el 924 150 674 o a través del formulario de contacto.

Si quiere más información o resolver cualquier duda sobre nuestros servicios, póngase en contacto con nosotros